sábado, 27 de agosto de 2011

CAPITULO 5

...

y mire para atras para comprovar q no estaba y q le daria una torta a Sam por hacerme eso, pero con lo que yo no contaba cuando mire era q efectivamente venia hacia nosotras, bueno tecnicamente ya estaba entre nosotras y dispuesto a hablar. 
- Miranda hay un tipo muy raro preguntando por ti en la puerta del instituto - dijo intentando aguantar una risa - ven esta justo alli gritando tu nombre.
- estas loco, como va a ver alguien q....- no 
e dio tiempo de acabar la frase cuando ya estaba practicamente yendose y tirando de mi.
llegamos al pasillo y alli no habia nadie y mucho menos un loco gritando mi nombre.
- se puede saber donde esta el psicopata q me llama? - le dige de forma divertida despues de haber recorrido todo el colegio hacia un patio interior que habia a la otra punta de la cafeteria que curiosamente no habia visto nunca. 
- puff esque no habia ninguna otra forma en la que no fuese necesaria la fuerza bruta para sacarte de alli. 
Su sonria, esa perfecta sonrisa con sus perfectos dientes blancos que encajaban y alineaban a la perfeccion, rodeados por unos labios perf..... ehhh pero q estoy diciendo, cmo puedo estar pensando en eso, desde cuando me habia vuelto una cursi?!.... pero esq no lo podia evitar, me deslumbraba.
-....- estaba todavia sin saber que decir, me ponia muy nerviosa cuando estaba con él - pues y se puede saber por que necesitabas con tanta urgencia que saliese de alli?
al final le consegui decir, y para mayor suerte me salio de una forma casual y espontanea. tampoco esque me hubiese llevado 30 minutos pensando que le hiba a decir para no cagarla delante de el como me solia pasar con casi todos los chicos que me gustaban... con un poco de suerte solo fueron 10 minutos.
- Mis amigos me han dejado tirado
-Ajam... claro y no conocias a nadie en todo el instituto y solo me veias a mi- le dije con intencion burlona similando reproche.
-Exacto- dijo otra vez con esa sonrisa que me mataba. lo que quiera que fuese que pretendia, seguro que lo ganaba con la sonrisa.
y ahora si lo pienso, si su sonrisa es tan ..... como es, ya ni me podia imaginar su risa, seria de dioses.
-A si... pues que gracia por que justo en la mesa de al lado estaba el que se sienta a tu lado en clase.
- Si, tenia un dilema interior sobre con quien preferia estar si con el friki que suelta babilla cuando habla o tú. Como imaginas preferi evitar la babilla.
-Jajajajajjaa esta bien.... pero donde estamos?
-Es el patio interior del instituto.
-Y seguro que tambien esta prohibido estar aqui... o me equivoco?- le dige
-Pues la puerta estaba abierta... - dijo levantando un candado forzado
-QUEEE? as forzado la puerta?... estas loco me voy de aqui
-Tranquilaaaa ehhh... que es broma, estaba abierta de verdad- dijo riendose a carcajadas 
no me podia creer que se hubiese burlado de mi de esa forma
-Pues no tiene ninguna gracia... - la verdad si se hubiese burlado de otro quizas tendria gracia, pero era yo la victima y no me gustaba - me voy, ya va a tocar el timbre.
en ese mismo momento toco el timbre que indicaba que la clase hiba a empezar
-Lo ves... lo que yo decia - esto lo dige con una risita de suficiencia - anda vamos que llegaremos tarde a clase - le dige al momento q lo cogia del brazo y lo empujaba hacia la salida.
el se limitaba a sonreir mientras lo arrastraba por los pasillos.
-Ey miranda, no crees que es muuuuuy aburrida la clase de frances?
-mmm si... pero a que viene eso ahora?
-Tengo una idea mucho mas divertida q la señora fitz. cuando yo te diga, corre.
no habia entendido nada de lo q me decia hasta que me cogio de la mano y empezo a correr tirando de mi. cuando me di cuenta estabamos fuera del instituto, en la calle.
-Bien y ahora donde vamos? - decia con su tipica sonrisa doblada.
-que donde vamos?!! pues a clase, es q estas loco... si esq no se por que me fio de ti...
me dirigi directa a entrar de nuevo y dar esq aburrida clase de frances.
- y tu deberias entrar tambien- le dige a Daniel.
-venga ya... si ya estas fuera
-no... yo entro tu quedate donde quieras
-venga no te enfades... - dijo de una forma mas tranquila mientras cogia mi mano.
-no estoy enfadada, pero voy a entrar.- dige yo tambien de una forma mas relajada.
y nos quedamos viendonos un momento.
-esta bien, entro con una condicion- me dejaba perpleja... esq encima ponia condiciones - entro si otro dia me dejas que te salve de las clases.
me guiño un ojo y ando hacia la puerta del instituto para entrar de nuevo. se paro en ellas y se dio la vuelta hacia mi que todavia estaba en la calle quieta.
-esque no vas a venir?
me desperte de donde fuera que estuviese y corri hacia él.

Al final Daniel tenia razon, la clase fue una horrible tortura. La verdad esq me habia sentido rebelde al escaparnos. Yo era una chica muy responsable y no solia hacer ese tipo de cosas, pero sentir que estaba haciendo algo prohibido me gusto, aunque seria la ultima cosa que admitiria a Daniel.
De repente el movil me vibro en el bolsillo del pantalon, y con cuidado y sin que me viesen vi que era un mensage.
"Me debes una muy gorda para que te perdone por esta horrible hora de tortura" 
el mensage era de un numero que no tenia en la agenda, aunque era evidente de quien seria. Mire unas filas para atras donde se encontraba Daniel mirandome con cara de reproche. Guarde el nuemero en la agenda del movil y le conteste:
"No te creeas, yo me lo estoy pasando bomba escuchando a la señora Fitz... oui oui"
Lo volvi a mirar y estaba leyendo y contestando el mensage.
"Si no te hubieses rajado ahora estaria comiendome un helado tumbado en un banco del parque... a lo mejor hasta te hubiese invitado a uno... eres mala"
Este chico estaba realmente loco.
"Ya ya... estoy mejor aqui... asi q no te flipes"
Y toco el timbre...
Mientras recogia mis cosas y las metia en la maleta, rl chico con el que estuve toda la hora mandandome mensages se acerco y me dijo:
-Recuerda que me lo has prometido... un dia, el que yo quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada